Embajadora de la valentía

Claritza Caizamo Lana es una de las representantes del Alto Baudó, municipio del departamento del Chocó, en la XXII Olimpiada Especial FIDES.

Su tez morena, cabello largo de color negro azabache y estatura promedio,  son los rasgos evidentes de una mujer que vino a representar su pueblo indígena, los Embera Dobida; una comunidad conocida por su cercanía con los ríos.

La ciudad fue el epicentro de las sorpresas que vivió Claritza durante la Olimpiada. La primera y más importante, su triunfo en las competencias de natación que le dejaron una medalla de oro muy merecida. “Mis padres me enseñaron a nadar en el río, allá nos bañamos” dice Claritza, mientras recuerda sus entrenamientos en el Río Catrú, con su entrenadora a distancia. ¡Si! Una entrenadora a 40 kilómetros de distancia que mediante llamadas telefónicas, un tanto complicadas por la poca señal que llega al municipio, logró transmitirle a Claritza una serie de técnicas, indicaciones y sobre todo, mucho ánimo y confianza para que demostrara sus habilidades en el agua.

Esta es la primera vez que esta campeona sale de su casa sin sus padres. También es la primera vez que se sumerge en una piscina y por supuesto, la primera vez que ve a tantas personas fijando su atención en ella, algo que la llenó de alegría.

Si bien, la cosmovisión que tiene la comunidad Embera Dobida difiere de las costumbres capitalinas, Claritza se ha sentido muy bien porque ha conocido a bastantes personas que son muy amables. Aunque no pudo traer su paruma y su jubari, las piezas de vestir que se usan en su comunidad, la sudadera que viste le agrada porque la protege del frío que hace en Bogotá.

Claritza porta con alegría y orgullo el oro que adorna su cuello, el cual llevará de regreso a su comunidad en un viaje de aproximadamente 12 horas que combina transporte aéreo y fluvial, pues este último es el único acceso que tiene para llegar a casa. Su esfuerzo y el de sus padres tuvo un maravilloso premio en esta Olimpiada, y sin duda, Bogotá seguirá recordando a la embajadora de la valentía.