Cantándole a la vida

John Steven Ramírez  es representante de ciclismo de la delegación de Risaralda, tiene  20 años, y lleva tres practicando y compitiendo con esta delegación. John cuenta que gracias a su grupo de compañeros, quienes lo han animado a competir,  fue que descubrió su potencial para el ciclismo; pero por falta de recursos económicos no había podido competir antes.

Este campeón reconoce que antes de pertenecer a esta delegación no era muy sociable  y desde que participa, ha logrado tener una mayor relación con sus compañeros. Además, estas es la segunda vez que participa en la Olimpiada Especial Fides Compensar – Iberoamérica en Colombia.

La música es otra de sus grandes pasiones, especialmente la música popular. Ha logrado tener una gran conexión con este género porque le recuerda a su mamá, quien falleció hace siete años. Y a pesar que su madre hoy no lo acompaña en las competencias, él sabe que desde el cielo lo está animando para ser cada día mejor. Con el tiempo John quiere explotar su talento sacando un sencillo, el cual se lo dedicará a su mamá

En esta Olimpiada se destacó cantando en la tarima y deleitó a todos  con su hermosa voz, la cual logró sorprender a todos los espectadores de este evento.